COMPROMISO

En el siguiente manifiesto voy a mostrar los valores para poner a tu servicio mi bagaje profesional, para ayudarte a ti y a tus hijos. Una verdadera ayuda legal para que no estés sol@ en el proceso de separación.

Te invito a un acompañamiento profesional desde el primer momento. Porque un proceso de separación no es un trámite judicial cualquiera, no es un simple número en el juzgado: Es una familia que hay que proteger. Un patrimonio que hay que cuidar. Un futuro que asegurar.

Máxima profesionalidad, con el mayor respeto, para defender tu intereses y los de tu familia.

CERCANÍA

Desde el “minuto uno” vas a tener a una Abogada de confianza a tu lado, explicándote la estrategia y los pasos a seguir. Voy a escuchar tus necesidades y las voy a convertir en la mejor arma jurídica para conseguir los resultados deseados.

No necesitas saber de Leyes ni lo que se dice en “los pasillos”, las dudas que te planteas déjalas en manos especialistas, te las resolveré con claridad y sencillez, pero sobre todo, no dejaré que me digas “que te he abandonado a mitad del proceso”, porque si algo caracteriza mi costumbre profesional es la del
acompañamiento continuo.

PROTECCIÓN

Si tienes hijos y deseas por encima de todo estar con ellos, porque consideras que van a estar mejor contigo, pondremos en marcha todos los mecanismos legales y judiciales para obtener una custodia individual y una pensión para ellos y para ti.

Pero si por el contrario, deseas compartir, y que tus hijos estén con los dos, la custodia compartida es otra opción legal y cada vez más extendida, sin que te sientas en absoluto culpable por la toma de esa decisión en plena crisis familiar. Al fin y al cabo, la patria potestad corresponde a los dos padres, y los dos tenéis las mismas obligaciones.

Voy a ser totalmente objetiva y profesional en la toma de las decisiones, a fin de que adoptes la mejor solución para ti y para tus hijos, consiguiendo que todo fluya de la mejor manera posible.

SEGURIDAD

Si hay algo que tengo muy claro en todos estos años de “pisar juzgados”, es que el único idioma que entienden los incumplidores es el de los Tribunales. Pero si hay algo que hago repetidamente y que, desde luego consigo, es el de hacer cumplir las sentencias.

Acabarás cobrando lo que te deben, para ti, y para tus hijos. Es más, conseguirás tener una estabilidad económica después de mucho tiempo, asegurando estudios, cargas familiares, alimentos, y en definitiva, todo eso que te provoca tanta ansiedad.

Conseguirás mantener tu patrimonio a salvo, el que por Ley te corresponde.

Puedo ayudarte a afrontar tu proceso de separación

A lo largo de 25 años de experiencia tratando procesos legales de separación y divorcio,
he asegurado el patrimonio personal y familiar a cientos de personas,
con un 99% de éxito en la resolución de casos.

Solicita ahora un diagnóstico gratuito de tu situación de 30 minutos, en
los que exploraré contigo tu caso personal y valoraremos el enfoque jurídico
que puedes obtener.

Solicitar cita personal